Cómo desmaquillarte correctamente

0 Compartir

El paso más importante para tener una piel limpia, sana y bonita es desmaquillarse bien diariamente. Los productos que utilizamos para maquillarnos contienen siliconas y otros materiales que obstruyen nuestros poros, de ahí la importancia de realizar un desmaquillado correcto para evitar imperfecciones, piel asfixiada e incluso acné. Pero ten en cuenta que igual de importante es saber cómo y con qué productos realizamos nuestro desmaquillado como la constancia y el hábito de realizarla todos los días.

No seas perezosa

Te entiendo perfectamente cuando después de un largo día de trabajo, o después de una fiesta donde llegas tarde a casa, etc… te da pereza ponerte a desmaquillar el rostro. Sin embargo, irte a dormir con el rostro limpio es el paso más importante del ritual de belleza habitual.

La mayoría de las personas cometen el error de no limpiarse bien la cara porque no se maquillan, pero aunque no hayas utilizado una base de maquillaje y quizás, nada o solo tu crema hidratante de día, quiero que sepas que en el tejido se acumulan partículas de suciedad debido a la contaminación, tabaco, polen, …. Aunque no podamos verlos, ¡están! Y van depositándose en los poros, que terminan taponándose. Como resultado, tenemos una piel asfixiada y otros procesos de ayudan a la oxidación precoz del rostro y su envejecimiento.

desmaquillante ojos

Qué desmaquillante escoger

Ahora, presta atención, porque para desmaquillarse correctamente hay que utilizar un buen desmaquillante adaptado a tu tipo de piel y que no resulte agresivo. Voy a mostrarte los más utilizados:

Desmaquillante en crema: Cumple la misma función que la leche limpiadora desprendiendo y retirando las partículas de maquillaje que hay sobre el rostro, pero el desmaquillante en crema resulta más adecuado para pieles secas ya que aporta nutrición e hidratación.

Agua micelar: Es una solución que limpia y desmaquilla en profundidad en un solo paso. Este producto está compuesto por micelas que atraen la suciedad, el maquillaje o las impurezas para aportar una limpieza profunda sin dañar la protección de la piel. Es ideal para todo tipo de pieles, sobre todo para las grasas ya que refresca y no lleva aceites.

Toallitas desmaquillantes: Es la forma más cómoda de desmaquillarse aunque también la menos recomendable ya que no desmaquillan en profundidad. Todo y que existen toallitas específicas para todo tipo de piel, generan problemas a la misma ya que lo que hacen es trasladar la suciedad de una zona a otra del rostro y generan una agresión innecesaria al tejido. Además, suelen incorporar conservantes, alcohol y fragancias que se depositan en la piel y generan sensibilidad y conflictos cutáneos a largo plazo. No las recomiendo ni para casos de emergencia.

Leche limpiadora: al igual que la crema limpiadora, es ideal para pieles secas, aunque también existen libres de aceites y van bien para pieles grasas. Cuando aplicas leche limpiadora como el primer paso de tu rutina de limpieza facial, ésta prepara al sistema celular de la piel para asimilar todos los beneficios activos, las vitaminas y las bondades que te ofrecen los siguientes pasos de cuidado.

Desmaquillante bifásico: es un desmaquillante suave para ojos y labios, incluso los más sensibles. Está compuesto por dos líquidos: uno acuoso y otro oleoso y hay que mezclarlos para que sea eficaz. Ideal para retirar el maquillaje waterproof.

¿Cuál es el limpiador facial más recomendable?

Es aquel que arrastra la suciedad sin agredir y sin generar problemas a la piel como por ejemplo, desequilibrios en el ph cutáneo u obstrucción de poros. Los formatos de limpiadoras en leche con texturas fluidas son la mejor opción. Se extiende sobre el rostro, sin presionar y con las manos limpias; después se retira con pañuelos faciales, no algodón. Hazlo de forma suave, desde el centro del rostro hacia afuera.

como desmaquillarse

¿Qué rutina de limpieza es la correcta?

Como te he comentado antes, siempre hay que hacerlo de dentro hacia fuera y en sentido ascendente para reforzar la firmeza de la piel. Cuando hayas retirado la leche, habría que pasar a la fase de enjuague y tonificación. Para no utilizar agua del grifo, ya que no le gusta nada a nuestra piel, te recomiendo utilizar una loción que enjuague, calme y acabe con los restos de la limpiadora.

Impregna un algodón con la loción y extiéndelo por el rostro y seca después con un pañuelo facial o si prefieres, deja que se seque al aire. El tónico es imprescindible ya que equilibra y prepara para la absorción de nutrientes del siguiente producto que utilices.

Para desmaquillar los ojos utiliza un algodón para cada uno de los dos y arrastra los restos de maquillaje de pestañas y párpados con un movimiento adecuado, suave.

tonico facial

Mi preferida

Para mi, la mejor fórmula para todo tipo de pieles es la limpieza trifase: leche limpiadora, loción calmante y tónico equilibrante. Y lo más importante es elegir productos que no tengan compuestos comedogénicos ya que éstos pueden asfixiar a largo plazo tu piel.

Si esta guía te ha ayudado, te agradecería muchísimo si pudieras compartirla haciendo clic en una de las redes sociales que te dejo abajo. A ti no te cuesta nada, y a mí me ayudaría muchísimo. ¡Gracias!

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 3 Promedio: 5)

Quizás también te interese leer alguno de estos post relacinados:

Maquillaje antienvejecimiento Biodroga

Estuche de maquillaje: Organización

0 Compartir

Deja un comentario